Frontera hacia el sur

Cruzamos Tijuana al atardecer, la frontera nos pareció un artefacto monstruoso y triste, el nivel de la militarización es extremo, sólo paramos para tomarnos una agüita de guayaba y unos taquitos, !!por fin algo de comida rica!!

20171224_170815-01

Las recomendaciones fueron, en el norte de Mexico como los vampiros, cuando llegue la noche evitar conducir o dejarse ver mucho por las carreteras.

Llegamos el 24 de diciembre a playa la Gringa, de noche una fogata y un grupo de amigxs que habíamos hecho a lo largo del camino nos esperaban con una rica cena, al día siguiente, nos dimos cuenta del paraíso donde nos encontrábamos, por fin teníamos lo que llevábamos meses esperando, vivir al lado del mar, cocinar con el fuego, poder llevar pantalón corto y guardar las mantas.

20171230_133021-01.jpeg

Nos encontrábamos en una gran Bahía, el mar parecía un lago, siempre tranquilo y transparente, se encuentra ubicada a mitad de la peninsula de la baja California, en la costa este, en el Golfo de California, el oceanógrafo Jacques Costeau llamaba a este mar “el acuario del mundo”, y lo cierto es que es de los mares con más biodiversidad y vida que he visto.

20171229_172934-01

En las mañanas los leones marinos venían a escasos metros de la orilla a desayunar y al atardecer los delfines, tiene mareas muy grandes, de las mayores del mundo, llegando en luna llena a tener unos cambios increíbles dejando en descubierto, cuando bajaba, un manto de estrellas de mar y miles de ostras, invitando a cientos de pájaros marinos a el banquete.

Estuvimos varias semanas recorriendo la Baja California hasta llegar a el parque nacional de Cabo Pulmo, donde vivimos unos días en una pequeña aldea, las gentes que viven en ese lugar aman tanto el mar y pasan tanto tiempo dentro de él que podrían calificarse como otra especie acuática.

20180114_173317-03

Así fue la baja, el desierto pintado de los cactus más grandes de la tierra, las orillas del mar llenas de conchas, la línea entre la tierra y el mar es difusa y no tan delimitada, y el característico sonido de los coyotes en la noche, las estrellas abrazandote, al lado de la fogata.

La Baja tiene un encanto natural mágico, sanador, pero la cultura es una mezcla extraña, aún no es bien a bien México pero tampoco Estados Unidos, es una fusión entre ambos, los habitantes de la baja y del norte de México en general, parece que miren e intenten imitar a sus vecinos del norte con los recursos que tienen, mientras que los “gringos” se pasean por la baja, sin aprender ni ina palabra en Castellano, moviéndose por las zonas iluminadas y turísticas con el culo apretado, queriendo vivir una experiencia exótica.

En la ciudad de la Paz nos despedimos y de allí ya pillamos un barco para Mazatlán aún el real Mexico nos queda por conocer.

20171229_175347-01

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: