El monstruo de 12 cabezas. Cd de Mexico

La ciudad de México, la cuarta mayor concentración de gente viviendo junta en el mundo, aproximadamente 20 843 000 personas.
Y parece raro que la ciudad se hubiera desarrollado tanto, primero, por que toda esa zona eran lagos y tierras muy húmedas, segundo, por la altura, está a más de 2000 metros de altura, y tercero, por la cantidad de movímientos sísmicos, no hay tantos como en otras partes de México, pero son bastantes como para que exista una ciudad tan grande en ese lugar.

La entrada en DF ya nos dio a probar una de esas 12 caras del monstruo, horas y horas en la furgoneta de colas eternas de un tráfico loco y agresivo.
Pero bueno, aún así resistimos las ganas de tirar la toalla e irnos a la montaña y anduvimos por las calles del DF cerca de dos semanas.
Casi todo el tiempo estuvimos aparcados en el parking de la Facultad de filosofía, delante de el Che, un centro social ocupado hace más de 18 años en unas protestas estudiantiles para reclamar que no se tuviera que pagar más por estudiar tal y como el gobierno planeaba implementar ese año, ganaron la lucha y hasta día de hoy se paga una cuota bien bajita para estudiar en la unam, y ahí sigue el Che, un espacio que mucho ha cambiado a lo largo de el tiempo, pero que resiste continuamente.
Allí nos acogieron y conocimos a la bandota implicada en el espacio.

Del Df me quedo con haber visitado la ciudad de abastos, es el mercado más bestia que he visto en mi vida, pero claro, para alimentar a un monstruo de 12 cabezas se necesita algo muy bestia.

Allí fuimos a reciclar y pedir algo de verduras que sobraran para hacer un comedor vegano con beneficio para presxs políticos.

Como podéis ver llenamos la furgoneta.

En el Museo de Antropología me hubiese pasado semanas, es el Museo más grande y con más información que ví nunca, aunque a mi se me quedó una sensación de desamparo al visitar el lugar, ver todas esas piezas prehispánicas encerraditas en urnas de cristal, etiquetadas y descritas en cartelitos de papel que hablan sobre las costumbres y vidas de los pueblos “originarios” de estas tierras, cuando aún hoy en día esos pueblos están bien vivos en estos montes y selvas, venerados y estudiados en el Museo pero reprimidos y marginados son los pueblos y comunidades originarias, por el Estados y por las clases altas, y por las empresas que roban sus tierras y los obligan a vivir en la miseria….
Pero sí, pasear por ese Museo es como andar entre las páginas de un libro gigante que pasa desde el origen de la humanidad en América, por todas las grandes civilizaciones y sus cosmologías, hasta como la colonización cambió y como se adaptaron las culturas a los nuevos tiempos.

Anduvimos con banda muy bonita, bebimos pulque ( bebida alcohólica que se obtiene del fermento del maguey), comimos muchas empanadas de huitlacoches ( hongo que le sale al maiz), leímos fanzines, hicimos serigrafía, visitamos unas cuantas librerias, (nuestra gran perdición),salimos a algún concierto y a alguna montaña cercana y fue suficiente para nosotros de el monsturo.

De ahí yo partí hacia “el primer encuentro internacional de mujeres que luchan”, convocado en Chiapas por las mujeres del EZLN (Ejercito zapatista de liberación nacional) .
En el próximo post os compartiré mi experiencia y sensaciones de ese encuentro.
Un abrazo.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: