Guatemaya,llegando a el centro

De la selva Lacandona al sur Este de Chiapas en territorio Zapatista, salté hacia la selva del Petén, en el norte de Guatemala. Ahí, para mí empezó el viaje de nuevo, otras maneras de viajar, otro país, otrxs amigxs
La aventura empieza en” Nuevo Horizonte”, una comunidad-cooperativa, formada en el año 1996, después de los acuerdos de paz, tras más de 30 años de Guerra. La cooperativa fue creada por lxs ex-guerrillerxs, que tras la guerra quedaron solxs con sus rifles en las manos, sin una casa, sin una tierra donde plantar, deciden organizarse y seguir viviendo juntxs, creando algo desde cero.dsc_0096 copy
En el lugar podemos vivir a cambio de trabajar en algo que le pueda servir a la comunidad, mayormente en la agricultura, pero en general en lo que necesiten.
Es un lugar donde la historia de la guerra sigue muy viva y presente, pero desde un recuerdo algo pintoresco, un saludo cordial se convierte fácilmente en horas de charlas, Cada persona de esa comunidad tiene su historia y todas te dejan con la boca abierta, como la historia de Oleida, la partera, con tan solo 19 años y ya madre de 2 criaturas, asesinan a su marido, por  rebelarse ante la injusta situación laboral en la que los están sometiendo, ella huye aún con lágrimas en los ojos, hacia donde le han dicho que se aguardan las guerrillas, ella que poco había salido de su casa, que su rutina era cuidar a sus hijos y tener el fuego encendido, para hacer la tortilla… Caminó y caminó queriendo dejar atrás lo vivido, para no creer que fuera verdad, allí llegó al campamento y pronto, aunque ni ella lo creía, se convertiría en una guerrillera más, cargando en un lado a su hijo más chico y en otro el arma que la defendería.
dsc_0055 copy
Cada encuentro en las calles de nuevo Horizonte es como pasear por las páginas de un libro de historia, una historia aún muy viva y cruenta, una historia que nos vuelve a hablar de la brutalidad del poder contra lxs campecinxs, contra la gente de la tierra.
Pero historias contadas con una buena sonrisa en la cara y los ojos brillantes, por que todxs con lxs que me topé están orgullosxs de haber luchado, y de seguir teniendo claro quien es el enemigo, y de seguir luchando, aunque, ahora sin armas.
dsc_0172 copy
Me sorprendió muy positivamente la importancia de ” La mujer” dentro de la comunidad, hay varias asociaciones de mujeres que se organizan para sacar adelante a su familia, o bien, crear consciencia sobre sus derechos y libertades y empoderar a las mujeres de su comunidad o comunidades vecinas. Comentan que gracias a el tiempo que pasaron en las montañas como guerrillerxs, se acostumbraron las mujeres y los hombres a vivir juntxs en comunidad, organizándose de manera igualitaria. Nuevo Horizonte fue un lugar genial para empezar esta nueva etapa del viaje, aprendiendo mucho de personas que, de no tener apenas nada, construyen con lo que pueden un pueblo, un pequeño oasis, basados en ideas de organización asamblearia, anticapitalista y antipatriarcal, que con sus más y sus menos caminan su propio camino.
…” Se escuchan venir las nubes, siempre cuando el sol está en el mismo lugar, ellas aparecen haciendo escándalo, y las mujeres corren a resguardar las sábanas, pero a mi, me alegra por que con las nubes llega el aire, que mueve la copa de las palmeras, que revuela la casa y le devuelve la vida a las hojas secas del patio, no dura mas de un minuto, su visita hace que ya en el techo de hojalata se escuchen las primeras gotas y después el aguacero, entonces el aire se descuelga de la espalda, sale mas rápido de los pulmones, las ideas se despegan de las paredes de la cabeza y una se siente que el tiempo se acelera. Las nubes celebran su ritual como cada día, sus gritos estremecen la tierra, y las paredes de la casa, a veces me siento dentro de una ballena gigante. La lluvia empapa la tierra en pocos segundos, y pocos segundos después vuelve el calor pero esta vez sube de la tierra calentando todo tu cuerpo desde abajo como si fuera un secador gigante.”
dsc_0753 copy
Después de esas semanas en Nuevo Horizonte viajé más al sur del país, agradecida de dejar un poco atrás la humedad, destino a uno de los lagos más hermosos del mundo, rodeado de volcanes y pueblos Mayas. EL lago de Atitlán, cerca de este lago pasé unos dos meses, bañándome es sus orillas y embobada con los paisajes que me regalaba en cada momento, en los pequeños pueblos que rodean el lago, se conservan miles de secretos bien guardados y bordados en los vestidos de las mujeres que los habitan, los abuelos Mayas susurran sus tradiciones a través de las plantas, en las iglesias cristianas, aún se veneran a las divinidades precolombinas, aún a día de hoy sigue la lucha anticolonial, aún a día de hoy se sigue sucediendo la colonización de los pueblos originarios de América, no la batalla física que fue perdida hace mucho, pero si la cultural… la iglesia, sobretodo evangelista, es especialmente responsable ahora mismo, de la criminalizaron, destrucción y olvido de las culturas de los pueblos originarios en Guatemala.
dsc_0689 copy
dsc_0853 copy
El último mes en Guatemala lo pasé en un proyecto llamado “Maya Pedal”,una organización que lleva más de 20 años trabajando en crear bicimáquinas y donarlas a personas que las necesiten en las comunidades de Guatemala, durante el tiempo que estuve allí, ayudamos a instalar y reparar varias bicibombas, que consiste básicamente en al pedalear una vieja bicicleta, hacer mover unos engranajes que mueven unas válvulas que van dentro de unos tubos y que presionan el agua hacia arriba, normalmente las mujeres de estas comunidades tienen que subir a mano varias veces al día la cantidad de agua necesaria para las actividades de toda la familia, entonces para ellas es una alegría , no solo hacen ejercicio sino que acaban mucho más rápido con el trabajo de abastecer el agua. Aparte de las personas que conocí en este lugar y lo que aprendí del proyecto, de Maya pedal surge a nivel personal, la motivación, algo inducida por Hugo, compañero con el que ahora viajo, de montarme una bicicleta y probar de viajar con ella el resto del viaje. Y así nace Casiopea, una nueva compañera de viaje lista para vivir aventuras increíbles.
dsc_0136dsc_0038 copy
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: